martes, 26 de enero de 2016

Pastel de Queso Japonés.

Hoy para el café de media mañana me he comido un "mochi". Compré una caja en una tienda de productos orientales y había que darle salida antes que caducase. Veredicto: ¿Sabéis cuando os invitan a comer y te ponen que se yo, callos por ejemplo, y te pones una cuchara en la boca y así como llega se va al carrillo izquierdo ( o al derecho, que hay para todos los gustos ) y se te hace una bola que te impide tomar parte en la conversación?, porque si hablas se te va a ver la bola....... pues eso me ha pasado con el "mochi", con la diferencia que hoy la bola circulaba de izquierda a derecha, al estar sóla en casa me lo podía permitir.
Así que ante la gran decepción con un dulce japonés, con que tengo a los japoneses como gente de provecho,  me he ido a google para aliviar mi disgusto. He buscado dulces japoneses y me ha aparecideo por todas parte una tarta japonesa , la tan de moda de queso, CON SÓLO 3 INGREDIENTES. Pero como me gustan los retos le he añadido un cuarto ingrediente. !!Viva Japón!!



Ingredientes:

. 3 huevos.
. 120 gr de chocolate blanco.
. 120 gr de queso crema.
. Ralladura de un limón ( ecológico a poder ser, tienen muchísimo más aroma ).

Antes de nada llenamos 3 / 4 partes de agua nuestra bandeja de horno y calentamos el horno a 170ºC.

Comenzamos con la elaboración: Llevamos el chocolate al microondas para deshacerlo. Si queréis aseguraros de que no se os queme hacer tiempos cortos, como de 20 segundos e ir comprovando. Otra opción es el baño María.
Una vez deshecho el chocolate le añadimos el queso crema y después las yemas. Para terminar este primer paso rallamos el limón y lo mezclamos todo muy bien.



Batimos las claras a punto de nieve y las agregamos a la mezcla anterior. Primero un par de cucharadas y mezclado a conciencia, que no se vea nada de clara. Después volcamos el resto y mezclamos delicadamente con movimientos envolventes y usando una cuchara de madera ( no me preguntéis porqué de madera, lo leí hace chorrocientos años y no me acuerdo de la razón, el caso es que yo tengo una cuchara especial para este menester ).



Forramos un molde de 16 cm. Primero lo untamos de aceite y después cubrimos con papel de horno la base y los bordes. El papel ha de sobresalir ( puede crecer en el horno y no queremos que se derrame ).



Horneamos a 170ºC 15 minutos. Al cabo de este tiempo bajamos a 160ºC.
Horneamos a 160ºC otros 15 minutos.
Apagamos el horno pero dejamos el pastel dentro otros 15 minutos.

ES IMPORTANTE NO ABRIR EL HORNO EN TODO EL PROCESO ( hemos de tratar a este pastel como un suflé o como una tarta de queso que puede quebrarse si no se juega bien con las temperaturas ).

Decoramos opcinalmente usando un stencil de nuestro agrado y abundante azúcar glas.




POR SI ALGUIEN SE HA QUEDADO CON CURIOSIDAD, AQUÍ ABAJO HAY UNA MUESTRA DE  LOS MOCHIS DE SÉSAMO.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada