lunes, 11 de diciembre de 2017

Tronco de Navidad con Grosellas y Sirope de Cava

Taratachan, tachán.....llega la hora del duelo!!!!!
Después de dos combates llega un tercero. La propuesta de Goyo de icake4u para esta vez es el popular tronco de Navidad.

No es la primera vez que lo hago, podéis consultar otra receta anterior aquí , con chocolate negro y crema de Jijona.

Para esta ocasión y con que hace mucho muchísimo frio, tanto que si no viviese al lado del mar nevaría, se me ha ocurrido hacer un tronco todo blanco, como si estuviese cubierto de nieve ( si me lee mi herma Mari esta fue tu idea y el tronco va dedicado a ti, bueno el trozo que te toca ).

Mi propuesta para el duelo, con el que me bato con carlamel de canyella ( por cierto un nombre precioso  para un blog, no voy a venirme abajo por eso ; ) ) es un TRONCO CON GROSELLAS Y UN SIROPE DE CAVA. Las grosellas son bastantes ácidas ( vamos que te las comes así tal cual y se te guiña un ojo , y luego el otro  ) lo que me parecía perfecto para el dulzor de la ganache de chocolate blanco. Además de grosellas le he puesto también frambuesas, unas "sobrillas " que andaban por la nevera sin dueño . El toque de cava creo que evoca muy bien el ambiente Navideño. Deseo que os guste. En casa ha triunfado!!!






Ingredientes para la plancha de bizcocho genovés:

. 6 huevos a temperatura ambiente.
. 120 gr de azúcar.
. 120 gr de harina común.
. Una pizca de sal.

Ingredientes para la ganache de chocolate blanco:

. 300 gr de chocolate blanco.
. 300 ml de nata 35%

Ingredientes para el sirope de Cava:

. 200 ml de cava.
. 200 gr de azúcar.

Resto de los ingredientes:

. Grosellas rojas, frambuesas.
. Merengues blancos ( tenía unos pululando por los armarios).
. Cacao en polvo sin azúcar.

El dia anterior hacemos la Ganache de chocolate blanco. Calentamos la nata y la vertemos sobre el chocolate bien troceado. Dejamos reposar 5 minutos y mezclamos bien.
Tapamos con papel film y llevamos a la nevera hasta el dia siguiente.

Para la Plancha de Bizcocho Genovés encendemos el horno arriba y abajo a 170ºC. Separamos las claras de las yemas. Batimos las claras a punto de nieve con la pizca de sal y cuando estén bien firmes añadimos la mitad del azúcar ( unos 60 gr ), seguimos batiendo a velocidad media otros 5 minutos. Reservamos.

En el mismo bol en que hemos batido las claras batimos las yemas con el azúcar restante hasta que blanqueen.

Incorporamos las claras batidas a las yemas. Primero una cucharada grande y a lo bruto, removiendo bien y después pasamos a la delicadeza. Añadimos la mitad de lo que nos queda e incorporamos despacito con movimientos envolventes. Hacemos lo mismo con el resto.

Sobre la mezcla añadimos la harina mientras la tamizamos para que nos vaya cayendo como si fuera lluvia , volvemos a incorporar poco a poco con movimientos envolventes.

Preparamos una bandeja de horno con poco fondo y le colocamos una hoja de papel de horno. Sobre ella vertemos la mezcla de genovés y la alisamos con una paleta.



Horneamos unos 18 -20 minutos o hasta que veamos que empieza a dorar por los bordes ( la verdad es que yo me guio más por el olor, enseguida me doy cuenta cuando está listo , (para eso están mis  narices herencia judia),

Nada más salir del horno volcamos sobre otra hoja de papel de horno. Nos deshacemos de la que hemos usado para hornear y comenzamos a enrollar la plancha en caliente. Dejamos enrollada hasta que enfríe completamente.



Batimos la ganache con las barillas y con cuidado de no pasarnos o se nos cortará y habrá que volverla a enfríar para montarla.

Una vez batida la ganache llevamos la mitad a una manga. Desenrollamos el bizcocho. Aquí podemos poner brochetazos de sirope aún caliente ( esa era la idea pero a mí se me olvidó, upppsshh ).
Rellenamos con la ganache y con las frambuesas.Volvemos a enrollar.

Cortamos los extremos para que se vea bonito. Cortamos además una porción generosa y otra más en perpendicular.




Comenzamos a decorar el brazo con la ganache restante y las dos partes cortadas que simularán ramas cortadas del tronco.

Con un tenedor hacemos líneas. Terminamos de decorar con las grosellas y los merengues espolvoreados con cacao. Un poquito de sirope por encima también le da su toque.




POR SI NO OS VUELVO A VER !!!FELIZ NAVIDAD!!! Y LOS MEJORES DESEOS DE UNA MANCHEGA EMIGRADA A INGLATERRA Y ADOPTADA EN CATALUÑA.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Panecillos de Yogurt y miel con Camembert.

Ha pasado un año desde el último reto con Cocineros del Mundo y como imagináis la vida ha seguido su curso, han cambiado algunas cosas, pequeñas mejoras.... Seguro que a vosotros también os ha cambiado en algo la vida y deseo que todo haya sido positivo

Como os decía han ido ocurriendo cosillas. No demasiado importantes pero casi mejor así, poco a poco.

En el tema laboral, por fín he podido hacerme autónoma, "freelance". Un tema que me traía de cabeza. Las clases han ido aumentando hasta ocupar casi una jornada laboral. Las sesiones no son exclusivamente de repaso sino que a mi entender se han mejorado para pasar a clases de conversación, algunos incluso preparan exámenes oficiales.

Los hijos crecen y ellos también se hacen autónomos, lo que permite que pueda dedicar más tiempo libre a mis aficiones. Quizás he dejado un poco olvidado el blog pero os aseguro que ha sido para volver a él con recetas más perfeccionadas, con mejor fotografía.

Uno de los últimos logros como cocinera ha sido conseguir una buena Masa Madre. Lo había intentado muchas veces hasta que seguí los pasos de un maestro:  de el Gourmétier del blog dulce tradicción. Con esta masa madre lista y esperando cada dos dias a ser alimentada he ido haciendo receta por semana.

Y así, con la receta de pan MM de esta semana participo en el Christmas Time Special  "RECETAS NAVIDEÑAS" ,  #RetoChristmasTimeSpecialCdM2017.  

Mi propuesta son unos panecillos de yogurt y miel acompañados de un Camembert tuneado con pistachos y pimienta rosa. Espero que os guste.







Ingredientes para unos 24 panecillos:

Para la masa madre inicial:

. 225 gr de harina de fuerza.
. 120 ml de agua
. 100 gr Masa Madre ( MM )

Para la masa final:

. MM incial ( nos habrá salido unos 480 gr de masa).
. 425 gr de harina de fuerza.
. 110 gr de agua
. 75 gr de yogur
. 25 gr de miel
. 10 gr de sal
. 50 ml de aceite de oliva.
. Sésamo negro, pipas de girasol y calabaza, granos de pimienta rosa,

Ingredientes para el Camembert tuneado:

. Queso Camembert.
. Un puñado de Pistachos.
. Una cucharadita de granos de pimienta rosa.


Paciencia, paciencia y paciencia. Cualquier receta con masa madre lleva tiempo, !!!pongamos un par de dias !!!!! Esta belleza está recién sacada de la never y necesita crecer hasta llegar al borde para poder ser usada.



Si ya tenéis masa madre sólo tenéis que seguir las indicaciones que os voy a dar a continuación. Si no tenéis y os apetece tenerla os recomiendo que busquéis cualquiera que esté hecha con harina de centeno. Sylvain no tiene la receta publicada en su blog pero si os ponéis en contacto con el seguro que os pasa un artículo en el que la explica. No falla.
Si os da palo molestarlo ( aunque seguro que el os ayudará con mucho gusto, es un encanto ) podèis mirar la receta de otra maravillosa "baker" y os dejo el enlace aquí . Yo intentaré también proximamente subir mi propia experiencia en la elaboración de la MM.

Comenzamos:
Para la masa inicial mezclamos la harina con la masa madre burbujeante ( Habremos sacado de la nevera un par de horas antes de usarla ) y el agua.
Tapamos y dejamos levar de un dia para otro cubierta con un plástico  ( yo uso los gorros de plástico de los hoteles ).

Al dia siguiente mezclamos todos los ingredientes de la masa final con la masa inicial ya fermentada. Trabajamos en una superficie ligeramente enharinada unos 10 minutos o hasta que la masa esté elástica y brillante. Si tenéis máquina amasarla a baja velocidad el mismo tiempo.

Cubrimos una bandeja con papel de horno. En el centro ponemos el camembert, lo abrimos y le ponemos la mitad de los pistachos y los granos de pimienta rosa ( la otra parte la reservamos para decorar a la hora de presentarlo a la mesa ).

Cogemos de la masa porciones del tamaño de una bola de golf, boleamos y vamos poniendo alrededor del queso dejando espacios entre panecillo y panecillo.



Tapamos con una bolsa y cerramos. LLevamos a la nevera hasta el dia siguiente o si nos apetece comerlos de cena a eso de las 6 o 7 de la tarde.

Dejamos que leven fuera de la nevera un par de horas.

Preparamos nuestro horno: Lo precalentamos a fuego máximo ( 250 ºC ) 45 minutos antes de hornear.

Pintamos los panecillos con leche y decoramos con semillas de amapola, pipas de girasol y de calabaza, sésamo negro, pimienta rosa.



Preparamos una bandeja de horno en la parte inferior y cuando hayan pasados los 45 minutos introducimos nuestros panecillos. Cerramos con cuidado y volvemos a abrir para llenar la bandeja del fondo con medio litro de agua ( esto lo hacemos para provocar vapor y que el pan nos quede crujiente ). Horneamos así 10 minutos. El horno debe estar con el arriba y abajo.

Sacamos la bandeja del agua del horno y bajamos además la temperatura del hono a 220ºC otros 10 minutos. Ahora el horno estará solo de abajo.

Volvemos a bajar la temperatura a 190 ºC con ventilador unos 15 minutos más.

Sacamos del horno y dejamos descansar el pan antes de comerlo. Esto lo hacemos porque el pan sigue cocinàndose un tiempo después de sacarlo del horno.


LAS COSAS BUENAS SE HACEN ESPERAR. LAS ELABORACIONES CON MASA MADRE SON LENTAS PERO MUY GRATIFICANTES.









lunes, 23 de octubre de 2017

Tarta Romántica.

¿Qué será que a los cocineros, reposteros, etc.., nos gustan tanto los concursos, y competiciones varias ?.  Yo creo que nos ocurre un poco como a los artistas, tenemos una necesidad de que otros contemplen, y en nuestro caso se deleiten con nuestras creaciones. Creo que todos estamos deacuerdo. Lo cierto es que personalmente los retos son perfectos para crecer en este mundillo de la cocina / repostería.

Hace unos meses me enteré de la propuesta de Goyo. En su blog Icake4u tenéis todos los detalles. Nos proponía batirnos con otr@ reposter@ en una receta común. Se me abrieron los ojos como platos y me apunté corriendo. Ahora estamos en la segunda ronda y mi oponente es cocinera de agua dulce. Mucha suerte compañera.

En el primer duelo, después de meter la pata y con casi nada de tiempo de rectificar me tocó transformar unas galletas en tarta y se me ocurrió hacer una tarta helada, hacía calor y nos sentó muy bien.
Por azares de la vida Goyo, en esta segunda ronda, nos propone reinterpretar la tarta  Helada Romántica. Estamos afinales de Octubre y aún hace calor, así que creo que esta interpretación de la famosa tarta también nos sentará bien.

La tarta original está compuesta de capas de helado de vainilla y toffee, chocolate en láminas y crujiente de galleta, no le he comido nunca pero miré por internet los ingredientes. Mi versión es algo diferente. Las capas de helado están hechas a base de nata montada, vainilla y yogurt. He intercalado el helado "blanco" con el el "marrón " al que añadí dulce de leche que tenía en la nevera y aquí os dejo el enlace por si lo queréis hacer casero.
Además va relleno de un crujiente de pistachos ( de la huerta familiar ) y galletas ( las "Tostarica" de mi hijo ). Para decorar he usado chocolates, dulce de leche y bolitas crujientes como las que lleva la tarta original.

Espero que os guste.






Ingredientes:

. 1 litro de nata para montar.
. 200 ml de yogur griego.
. 200 gr de dulce de leche.
. 100 gr de azúcar.
. 100 gr de chocolate negro.
. 50 gr de pistachos.
. 10 o 12 galletas.
. tres cucharadas de azúcar + una nuez de mantequilla para el crujiente.


Preparamos el molde. Ha de ser desmontable. En mi caso, y como la tarta es "romántica" he elegido un molde en forma de corazón.
Forramos tanto la base como los bordes con acetato dejando que sobresalga el doble de la altura del molde.


Batimos la nata con el azúcar hasta dejarla esponjosa ( no conviene pasarse ) añadimos el yogur y la vainilla y dividimos la mezcla en dos partes.

A una de las partes le añadimos el dulce de leche.

Comenzamos a montar la tarta. Una primera capa  con la mitad de la mezcla de vainilla y yogur . llevamos al congelador al menos media hora y le añadimos la mitad de la mezcla de dulce de leche.

Mientras esperamos a que se congele esta segunda capa hacemos el crujiente. Picamos los pistachos y las galletas y en una sartén con tres cucharadas de azúcar esperamos a que caramelize. Añadimos entonces la cucharada de mantequilla.



Para la capa fina de chocolate derretimos 50 gr de chocolate negro en el microondas y lo extendemos sobre papel de horno. Ha de ser una lámina muy fina. Dejamos enfriar en la nevera 10 minutos.


Sacamos la tarta del horno y repartimos 3 / 4 de la mezcla crujiente de pistachos y galletas ( reservamos el resto para la decoración ). Partimos las finas láminas de chocolate y las repartimos sobre la tarta. Añadimos otra capa más de crema de vainilla y yogur y algo de la de dulce de leche para hacer el dibujo de la última capa,


Llevamos al congelador y volvemos a congelar. 

Desmoldamos la tarta y le quitamos con cuidado el acetato.



Por último hacemos la decoración con chocolate negro, chocolate blanco, dulce de leche y bolitas crujientes. Esperamos que enfríe en nevera.


Para pegar el chocolate de la decoración a la tarta derretimos un poco de chocolate y lo usamos como pegamento. Actuará rápido porque os recuerdo que la tarta está helada.


Ya tenemos la tarta lista y para comer. Las fotografías tuvieron que tomarse con bastante rapidez, ya os había comentado que en pleno Otoño está haciendo mucho calor. Aún así espero que podáis entender bien la tarta. Lo cierto es que está muy muy rica.








miércoles, 4 de octubre de 2017

Panecillos de Calabaza

Nos movemos en tiempos difícíles. Practicamente incomunicada, nadie del otro lado entiende lo que pasa en éste. Tengo el corazón partido y algo triste. Dos "realidades". Al final toca posicionarse, decantarse por lo que creo es justo, aunque implique malos rollos con parte de la familia y algun Si, hablo de Cataluña.

No sé como os abstraéis vosotros cuando queréis que vuestra mente se relaje, se aisle de tanto bombardeo de opiniones, imágenes, malentendidos.....

Yo cocino, sobretodo horneo. Preparo la masa, la trabajo con fuerza, espero paciente a que suba, la moldeo.... la horneo y acaba transformándose en algo exquisito. Creo que soy la dueña de la materia. En realidad  soy una ingenua.



Ingredientes para 9 panecillos:

. 250 gr de harina de fuerza.
. Una cucharada de azúcar moreno.
. Una cucharadita de mezcla de especias molidas: canela, clavo, pimienta, nuez moscada....
. 80 ml de leche entera a temperatura ambiente.
. 300 gr de puré de calabaza ( hervida y escurrida ).
. 4 gr de levadura en polvo para panadería.
. Una pizca de sal.
. Una cucharada de mantequilla en pomada,

Mezclamos los ingredientes secos: harina, azúcar, sal, especias,  100 gramos del puré de calabaza, levadura.
Vertemos la leche y trabajamos hasta que se mezcle bien todo.
Añadimos la mantequilla en pomada y trabajamos 10 minutos estirando la masa hasta conseguir que quede lisa y elástica.
Hacemos una bola y tapamos para que leve al menos una hora o el tiempo necesario para que duplique su volumen.



Una vez levada la masa la estiramos y hacemos un círculo que cortaremos en 9 partes más o menos iguales.



estiramos cada porción y colocamos una cucharadita de puré de calabaza ( este puré podemos especiarlo también y añadirle más azúcar, va a gustos ).
Cerramos la bola de masa e intentamos que nos quede bien redondita. Procedemos así con el resto de las porciones de masa.




Cortamos hilo de bridar y lo remojamos en aceite de oliva.

Vamos atando las bolas de masa por delante, las volvemos por atrás y seguimos hasta separar cada bola en 9 partes. Procedemos así con cada bola de masa rellena.



Dejamos que leven nuestros panecillos otros 40 a 60 minutos.



Horneamos con el horno precalentado a 200ºC unos 10 minutos o hasta que dando golpecitos en la parte trasera salga un sonido hueco, igual que con los panes.




Son panecillos muy delicados, así que hay que tener cuidado al manipularlos. Para deshacernos de la brida esperaremos que estén fríos. Cortamos con tijeras y levantamos el hilo con cuidado.



Decoramos con chocolate negro en el centro de cada panecillo.



ESPERO QUE ESTA SITUACIÓN SE TEMPLE. AHORA MISMO ES UN SINSENTIDO. OJALÁ QUE EL PRÓXIMO POST SEA MÁS ALEGRE.





miércoles, 26 de julio de 2017

Corte de Helado ( galletas de chocolate y Helado fresas y frambuesas)

Los veranos de mi niñez huelen a cloro de la piscina. A las 5 se levantaba el toque de queda , había pasado la aburrida siesta y salíamos al balcón para quedar, nos esperaban las mejores horas del dia. Había una buena soleada aún hasta llegar al recinto y nada más cambiarnos en los vestuarios, como ya se había hecho la digestión de rigor, nos tirábamos en bomba al agua bajo la atenta mirada de los hermanos grandes.
A la hora de remojo, alguno decía que ya tenía hambre. Sacábamos los bocadillos de chorizo o pamplonica, los devorábamos y vuelta al agua.
Al llegar al barrio aún no era oscuro y nos poníamos a jugar a la cuatrola. Al poco llamaban a grito pelao las madres.....  !A cenar!!! y corriendo que íbamos porque sabíamos que después de la cena aún podríamos seguir jugando en el patio, hasta que pasara el camión de la basura, a eso de las 12. Veíamos las cucarachas salir de entre los contenedores y en paz nos íbamos a dormir.
Pero me he dejado un momento precioso de un dia de verano. En mi casa, por la noche, si a mi padre no le había tocado hacer horas extra en el matadero donde trabajaba, comíamos helado de corte.
El encargado de repartir era mi padre, por supuesto. Sentado en su sillón hacía 7 trozos al helado rectangular, colocaba minuciosamente las galletas, una delante, otra detrás... repartía y venía el asombro de sus 5 hijos,  ya simulado después de tantos años .. el último cacho era el más grande. Nos miraba y volvía a decir "el que parte y reparte se queda con la mejor parte ".







Ingredientes para las galletas de chocolate ( salen unas 20 ):

. 175 gr de harina común.
. una pizca de sal.
. 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
. 50 gr de cacao en polvo sin azúcar.
. 200 gr de azúcar.
. Una cucharadita de pasta de vainilla.
. 100 gr de mantequilla en pomada.
. 2 huevos.

Ingredientes para el helado:

. 250 gr de fresas, frambuesas o ambas congeladas.
. 300 ml de nata vegetal ( o nata láctea de 35% grasa ) *


* si no usásemos la nata vegetal tendremos que añadir azúcar a la mezcla de helado. Yo diría que un par de cucharadas es suficiente. Pero hacedlo a gustos.

Para hacer las galletas mezclamos los ingredientes secos ( harina, sal , levadura, cacao, azúcar ) con la vainilla y la mantequilla en pomada.
Vertemos los huevos que habremos batido previamente y batimos bien.

Para hacer las porciones nos ayudamos de un servidor de helados ( yo uso el pequeño ) y colocamos las bolas separadas unas de otras.



Horneamos unos 12- 15 minutos a 180ºC o 160ºC si lo hacemos con ventilador ( yo  lo hago con ventilador ).

Dejamos enfriar sobre una rejilla mientras hacemos el helado.



Para hacer el helado batimos las frutas congeladas con la nata.



Servimos el helado con las galletas haciendo un sandwich.





HE DICHO QUE EL VERANO OLÍA A CLORO, PERO TAMBIÉN A GAZPACHO, A CHORIZO, A TORTILLA DE PATATA, A FILETES EMPANADOS, A LECHE CONDENSADA, A HIERBA........

jueves, 20 de julio de 2017

Ravioli de Tomate y Perejil con Pesto Rojo.

Como cada año por estas  fechas amueblamos el coche con cojines, tebeos, revistas de cocina ( este es mi rinconcito ), y emprendemos el viaje hacia una casita rural en Francia , norte de España o cualquier sitio donde haya mucha naturaleza.
Pero este año y sin saber porqué nos fuimos a rodearnos de guiris, !!!como no tenemos suficientes en Barcelona!!!. Así después de dos dias de camino nos presentamos en Florencia.
Que os voy a contar, pues mucho arte y mucha pizza. Y mucha pasta.....

Nada más llegar, contagiada por la fiebre de la comida casera italiana abrí la máquina que tenía comprada de hace un tiempito y por fín me puse a hacer pasta. !!! Y qué experiencia!! Mamma mia !!!! pero por qué no lo había hecho antes!!!!




Fórmula infalible y generosa: Un huevo x 100 gr de harina 00* x chorrito aceite oliva x pizca sal x comensal.

A partir de ahí variaciones las que queráis.

* si no encontráis harina 00 usad harina de repostería.

Ingredientes para cuatro:
 Pasta Ravioli:
. 400 gr de harina 00.
. 4 huevos.
. Media cucharadita de sal.
. Una cucharada grande de aceite de oliva.
. Una cucharada de concentrado de tomate.
. Una cucharada de perejil picado.
Relleno:
. 300 gr de carne de ternera picada.
. 200 gr de carne de cerdo picada.
. Una cebolla grande.
. Dos dientes de ajo.
. Una copita de vino blanco.
. 200 gr de requesón.
. 100 gr de parmesano rallado.
Pesto Rojo:
. 4 tomates secos en aceite.
. Medio ajo.
. 100 ml de aceite de girasol + 3 cucharadas del aceite de los tomates.
. Un puñado de frutos secos ( yo usé como siempre pistachos ).
. Un puñado de parmesano rallado.
. Una cucharada de zumo de limón.
. Una cucharada de perejil picado.
. Sal y pimienta.

Para hacer la pasta hacemos un volcán con la harina y en el centro colocaremos los huevos y el resto de los ingredientes o dejaremos que nuestra máquina mágica nos haga la mezcla.

Trabajamos hasta hacer una bola. Separamos la masa en dos. En una parte mezclamos el perejil y en la otra el concentrado de tomate ( en este punto habrá que añadir algo de harina extra para hacer bola en la masa ).

Dejamos reposar la masa media hora tapada con un trapo.

Mientras tanto hacemos el relleno: Trituramos la cebolla y el ajo y lo freimos hasta que quede doradito. Añadimos la carne y salpimentamos. Cuando la carne esté frita vertemos el vino. Dejamos que evapore y reservamos.
Una vez templada la carne añadimos el requesón y el parmesano.

Estiramos la masa por partes con la ayuda de la máquina. Estiramos hasta 3 mm de grosor. Tendremos que ir enharinando la masa para poder estirarla bien.



Ponemos un poco de relleno y doblamos sobre sí mismo.
 cubrimos con la otra mitad y recortamos.


Vamos colocando la pasta en una bandeja con algo de harina para que no se nos peguen unos con otros.



Para hacer el pesto rojo: Trituramos todos los ingredientes y vamos probando. Tendremos que añadir algo de agua si resulta muy espeso.

Hervimos la pasta en abundante agua salada unos 3 minutos y servimos con el pesto, llescas de parmesano, pistachos picados y aceite de oliva.



LOS RAVIOLI VOLARON EN 10 MINUTOS, DESPUÉS DE UNA SESIÓN EN LA COCINA DE HORA Y MEDIA, PERO MERECIÓ LA PENA.