martes, 11 de septiembre de 2012

Chelsey Buns. Bollitos de Chelsey.

En mi pueblo de adopción, en el que vivo desde que me casé, hay más panaderías que bares. Cosa estraña a mi entender, no es normal en España, pero es agradable el olorcillo a pan y bollos horneados ( tampoco está nada mal el olor de unas tapas de calamares o choricillos....). Una cosa si me da pena, y es que casi todas estas panaderías hacen el mismo tipo de bollería,  supongo se debe a que es a lo que estamos acostumbrados. Para romper la regla está este blog, con el que quiero hacer cosas sabrosonas y diferentes, a la par que fáciles donde se pueda. Y que huela tan bien en tu casa que seas la envidia de tus vecinos!!!

Ingredientes:

. 500 gr de harina de fuerza.
. 50 gr de mantequilla.
. 175 ml de leche.
. 1 cucharadita de sal.
. 3 cucharadas de azúcar.
. Un sobre de 7 gr de levadura seca.
. Un huevo.

Relleno:

. 50 gr de mantequilla.
. 75 gr de azúcar morena.
. Una cucharadita de canela.
. 150 gr de pasas.

Glaseado:

. 2 cucharadas de leche.
. 2 cucharadas de azúcar.
. 2 cucharadas de miel.

. Si tienes máquina para hacer pan introduce todos los ingredientes de la masa y programa el aparato para masas. Si no tienes, mezcla la mantequilla en pomada con la sal, el azúcar y añade poco a poco la harina con la levadura, la leche y el huevo. Amasa enérgicamente y deja reposar hasta que doble el volumen tapada con un trapo.

. Divide la masa en dos y estírala haciendo rectángulos. Pinta la masa con la mezcla del relleno y las pasas. Haz rollos y córtalos en 6 partes. Repite la operación con el otro rectángulo y vé colocando sobre una fuente redonda engrasada con mantequilla.


. Tapa y deja reponsar hasta que se doble el volumen.


. Hornea a 200 º C unos 20, 25 minutos. Saca del horno y pinta los bollos con el glaseado. Hornea otros cinco minutos y listo.



 YA QUE GUSTOS HAY TANTOS COMO PERSONAS, EN LUGAR DE PASAS OTRO DIA PRUEBA A RELLENARLOS CON PEPITAS DE CHOCOLATE, DULCE DE LECHE....ETC.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada